Descubre las ventajas que trae consigo ir a conciertos, así como los riesgos que se corren al acudir a estos espectáculos en vivo

Junto con los viajes, las visitas a conciertos están entre las anécdotas más especiales por contar a hijos o nietos. Días en los que la pasión por la música motivaron a miles de personas a concentrarse en un espacio que se hizo pequeño. Entre letras y coros, los espectadores cumplen el sueño de estar un poco más cerca de los cantantes que han seguido por años. Pero no todo consiste en euforia y adrenalina, pues hay interpretaciones serenas que erizan la piel y provocan el llanto en los asistentes.

Hoy en día las entradas se adquieren de forma electrónica en páginas web oficiales que están comprometidas con brindar información a los interesados. Con esta facilidad ya no tienes que hacer una larga fila para comprarlas, por lo que debemos agradecer la automatización del proceso. Con tu mejor outfit acorde a la ocasión, comparte con amigos y aficionados la experiencia. No sin antes conocer las ventajas y desventajas de ir a conciertos.

VENTAJAS

Vivir emociones al máximo. Hoy en día es natural tomar tu Smartphone y reproducir las pistas de los artistas que sigues, soñando con cantar junto a ellos. En los conciertos tienes la posibilidad de estar muy cerca y compartir los coros, así como las letras de las canciones que seguramente te han inspirado. Con un poco de suerte o ayuda de tus amigos, podrías incluso fotografiarte con los artistas, plasmando esa imagen una emoción nunca antes vivida.

Motivo para celebrar un acontecimiento importante. Si estás próximo a celebrar tu cumpleaños o graduación, tienes una opción para compartir de otra manera. Invitando a tus familiares y amigos cercanos, cantarías y bailarías toda la noche. De este modo no tendrías gastos propios de la organización de una fiesta, ni mucho menos preocuparte por atender invitados.

Melodía que reconforta. Estos eventos son muy variados, siendo dirigidos también a cierto público con gustos determinados. La música clásica y el jazz también tienen cabida en la sociedad actual, y no necesariamente para adultos contemporáneos. Los espacios que presentan estos géneros son tranquilos y favorecen la relajación, llevando a los asistentes a recordar gratos momentos o seres queridos que ya no están con ellos.

Compra de boletos por una buena causa. Son cientos los artistas que se han sumado al apoyo de causas benéficas, compartiendo su talento para recaudar fondos. Bien sea para ayudar a los habitantes de una ciudad que ha sido devastada por un desastre natural, o por un colega enfermo, cantan al por un menor costo. Otra ventaja de este tipo de conciertos, es que la música es muy variada y probablemente asistan un gran número de celebridades.

IR A CONCIERTOS - EXPERIENCIAS MARAVILLOSAS

DESVENTAJAS

Costos de las entradas. Asistir a conciertos es una inversión considerable, por lo que difícilmente podrás ir con frecuencia. Además, si son organizados en una ciudad cercana a la que vives, se añade un gasto adicional de transporte o al menos hospedaje. Con un grupo de amigo resulta más cómodo dividirse el costo total, aunque no siempre irás acompañado.

Teloneros que no son de tu agrado. Los cantantes acostumbran unirse con bandas o dúos en sus interpretaciones, bien sea al comienzo o en el desarrollo del evento. Si eres muy selectivo y no sigues a los invitados, pasarás un rato aburrido mientras estén sobre la tarima.

Molesta reprogramación. Por contratiempos con la organización, problemas personales de los cantantes o condiciones climáticas desfavorables, los conciertos se pueden cancelar. Comúnmente los encargados ofrecen disculpas y reprograman la cita, siendo necesario esperar un par de meses para poder disfrutar el show. El tiempo depende de la agenda planificada, gira y disposición de del local.

Pésima calidad. Una opción más accesible son los conciertos públicos, oficiados por empresas que realizan publicidad. Por ser de libre acceso, la inseguridad es un inconveniente en estos eventos. Del mismo modo ocurre con la locación, sonido, y atención.  

¿Has asistido a un concierto? ¿Viajaste muchas horas para ver tu banda o grupo favorito? ¿Tuviste algún contratiempo con los organizadores del evento? Anímate y comparte tus respuestas en la caja de comentarios ¡Te leemos!