Son muchos los que recurren hoy en día al uso de diferentes aplicaciones cuya finalidad fundamental es conocer gente nueva con la que relacionarse. Los motivos son variados, desde simplemente conseguir una noche loca hasta encontrar al amor de sus vidas, todas las posibilidades pueden resultar ser la más deseable para distintas personas. Ahora descubriremos las ventajas y deventajas de las apps de citas.

El afán social impuesto por los modelos reinantes en las sociedades actuales nos llevan a buscar constantemente una pareja con la que compartir nuestras vidas. Quizás sea por eso que más de uno se encuentra deseando fervientemente encontrar a su pareja ideal. De ahí proviene el gran éxito que este tipo de aplicaciones de citas por internet han logrado tener.

Aun así hay muchos que aún desconfían de esta forma de conocer gente, pues es cierto, nunca sabes realmente con quién estás hablando hasta que lo veas cara a cara. Aquí ya no hablamos solo de las típicas fotos manipuladas o simplemente tomadas desde perspectivas imposibles solo para lucir más atractivos, tanto que a veces la imagen mostrada en las instantáneas y la realidad se parecen lo mismo que un perro a un coche.

Por eso tantos se muestran reticentes a usarlas, existiendo también la creencia popular de que este tipo de apps solo sirven para buscar ligues de una noche, o los populares follamigos, siendo la única finalidad de usar este tipo de aplicación en estos casos la de «solo sexo» sin ambicionar, o incluso huyendo de, implicaciones emocionales de cualquier tipo. Esto no es malo, siempre que se sea sincero con la otra persona y se tengan claros qué objetivos persigue cada uno en materia sentimental o amorosa.

Es en torno a esa creencia de que todo está basado en la búsqueda de sexo donde encontramos prácticas interesantes y a la vez peligrosas, un claro ejemplo sería el sextng, donde se intercambian desde imágenes a vídeos o incluso se hacen videollamadas cuyo contenido es bastante explícito sexualmente, aunque siempre el nivel de compromiso a nivel de mostrarse o insinuar depende de la persona.

Lo malo de esto es que son muchos los que no lo hacen simplemente por que les apetezca, si no porque se sienten presionados por la otra persona, cediendo ante las frecuentemente insistentes peticiones de esta. Pero ese ceder no solo puede llevarnos a situaciones más o menos incómodas, si no que también puede pasar que a otra persona guarde ese material audiovisual, pudiendo usarlo de formas muy rastreras. Son demasiado comunes los casos en los que se llegan a publicar ese tipo de contenidos, avergonzando e incluso constituyendo una lacra social para la persona que aparece en ellos.

¿Quién no  ha oído o visto alguna vez una noticia donde se cuente cómo diferentes famosos han sido extorsionados por personas que tenían imágenes de contenido sexual de ese famoso en su poder?

Por eso es necesario tomar ciertas medidas en materia de seguridad, como no mandar imágenes comprometidas a desconocidos o ser precavidos con la información personal que les proporcionemos. Además sería conveniente que en el caso de que decidamos encontrarnos en persona con el o ella informemos al menos a un par de amigos o conocidos, que sepan donde nos encontramos y que estamos bien en todo momento, así podemos evitar sustos o situaciones desagradables, aunque pueda parecernos excesivo a veces es bueno también que la persona con la que quedemos lo sepa, o bien porque se lo digamos o bien porque nos vea o escuche hablando con esos contactos de emergencia que hemos improvisado.

Por otra parte usar este tipo de aplicaciones es atractivo para una gran multitud de gente, ya que permite contactar con otras personas de forma fácil y bastante rápida, aunque es cierto que no puedes conocer en profundidad a otra persona en tan un período tan corto de tiempo sí que será posible conocer a grandes rasgos sus principales características, hablamos tanto de sus bondades como de aquellos otros factores, costumbres, manías, formas de ser… que nos puedan resultar menos atrayentes o incluso desagradables.

Así, sin apenas mover un dedo, bueno salvo el empleado para hacer los matches, que son la forma de conectar con esas personas en las apps, y para escribir mensajes más o menos originales, se conoce gente a veces muy divertida e interesante, otras no tanto, de una forma fácil, veloz y efectiva.

Pero aun cuando nos crucemos con personas que desearíamos no haber conocido eso nos servirá de aprendizaje y a veces incluso de escarmiento, para ver lo que queremos realmente, cambiar nuestra forma de comunicarnos para hacerlo de forma más asertiva y oportuna o simplemente para darnos cuenta de que las cosas o siempre salen como esperábamos, aunque esto por supuesto no es para nada negativo en todos los casos, pues ¿cuántas veces no has agradecido no haber seguido conociendo a esa persona o haber cortado a tiempo una relación que podría haber sido mortal para ambos?

Una de las ventajas de estas apps es que aunque antes solían ser de pago, y por descontado tenían unos precios a veces bastante exorbitantes, hoy en día podemos descargarlas y usarlas de forma gratuita desde nuestros diferentes dispositivos. así, aunque muchas de ellas nos dan la posibilidad de adquirir a versión deluxe, pro… o como cada una lo denomine, en la que se desbloquean diferentes funciones, dependiendo también de si existen niveles según la cantidad a pagar o solo se diferencian versión gratuita y de pago. Ya si queremos esas ventajas adicionales podemos decidirnos por pagar, pero no estamos obligados a ello para poder usar estas apps, lo que es un gran avance.

Sí que es cierto que normalmente las aplicaciones de citas de pago incorporan en su gama de servicios algunos imposibles de adicionar a apps gratuitas, como el seguimiento o las evaluaciones psicológicas y relacionales que las más sofisticadas y formales llegan a realiza o la organización de actividades que ponen en contacto  grupos de personas interesadas en determinados pasatiempos o en adquirir conocimientos sobre temas tan variados como la cocina, la literatura, el ocio en general, los deportes… y una infinita lista de posibilidades.

Una de las desventajas de estas aplicaciones es que normalmente requieren de estar conectados a la red, o bien por medio de wifi o por uso de datos móviles de nuestra tarifa de internet, por lo que a veces es un inconveniente importante si carecemos de internet, pues no podremos siquiera acceder a los mensajes ya recibidos o enviados, aunque esto depende de cada aplicación en particular, lo que sí es seguro es que no podremos seguir chateando ni comunicándonos con nadie hasta que no volvamos a conectarnos a la red.

Además al hablar de internet llegamos al tema de en qué dispositivo vamos a instalar esta app, pues por ejemplo si va a ser  en el teléfono móvil hemos de tener en cuenta que hay móviles que no soportan bien este tipo de apps, o incluso en los que no es posible instalarlas porque no cuentan con el software necesario para que estas funcionen, esto suele pasar si se trata de los móviles antiguos en los que aún tienen teclado o no pueden conectarse a la red de internet, así como en modelos más actuales pero demasiado básicos en los que aunque teóricamente se podrían llegar a instalar estos programas realmente no se puede, o bien por falta de memoria o bien porque el sistema operativo no es lo suficientemente potente para soportarlas.

Si nos vamos al ámbito más sentimental o relacional nos encontramos con que en este tipo de aplicaciones es fácil que se den algunas situaciones desagradables, hablamos de los comunes engaños que muchos sufren cuando utilizan estos métodos para conocer gente. Claro que esto no quiere decir que si preferimos conocer a esas personas de otras formas más o menos tradicionales no pueda pasar lo mismo, pero es cierto que aquí los “timadores” emocionales campan a sus anchas, teniendo además acceso a una gran cantidad de víctimas de un forma muy fácil.

Muchas veces un ejemplo tonto de esas cosas son los típicos mensajes de copia y pega que muchos, y muchas también, que ellas tampoco quedan exentas de nada de esto que comentamos, emplean a la hora de presentarse o de ganarse al otro. Incluso ha pasado muchas veces que dos amigos o amigas estén usando la misma aplicación y resulta que les habla la misma persona a ambos, utilizando los mismos mensajes de presentación, para quedar, para preguntar cosas o contar sobre ellos… siendo una situación bastante graciosa y anecdótica..

También es muy típico encontrarnos con esas personas que son los popularmente conocidos como plastas o profundos, los cuales se ponen bastante filosóficos y sueltan verdaderas parrafadas que no vienen a cuento y que no tienen sentido dentro del marco de la conversación que se pudiera estar teniendo. Para acabar con esto lo mejor que podríamos hacer es denunciar, reportar o en definitiva dar a conocer esto a los encargados de la gestión de la app.

Sobre la conversación en sí podríamos destacar que habitualmente lo que pasa es que al no conocer a la otra persona es increíblemente difícil encontrar un buen tema de conversación que realmente haga que podamos conocer a nuestro interlocutor más allá de las típicas preguntas sobre si se estudia, si se trabaja o qué tal han ido los días.

Por ello son tantos los que se preparan una batería de preguntas y mensajes para iniciar las conversaciones, dándose esos graciosos casos que hemos comentado antes de que lleguen los mismos mensajes, incluso ha llegado a pasar que se deshagan matches y tiempo después se comience vuelva  al hacer match con la misma persona, aunque esto nos pueda extrañar es algo fácilmente explicable dado el alto volumen de personas con las que chatean muchos usuarios de estas apps, se vuelven a presentar con el mismo mensaje, literalmente el mismo, en el cual normalmente tratan de ser originales para captar la atención del otro.

Por último hay que aclarar que aunque existen muchas aplicaciones cuyo fin es poner en contacto a personas que pretenden alcanzar diversos objetivos sentimentales hay grandes diferencias entre unas y otras. Estas diferencias las veces son simplemente estéticas, siendo las funciones y las herramientas generales básicamente las mismas, con diferencias nimias y que apenas se notan, quizás en algunas se da like y en otras se hacen matches, en algunas tiene que coincidir que dos personas se den like o hagan match mutuamente para que puedan comenzar a hablar entre ellas, en otras esto no es necesario.

Sin embargo puede que si ahondamos un poco en las diferentes aplicaciones disponibles nos demos cuenta de que hay algunas que son realmente diferentes de otras. En estos casos las diferencias van más allá de simples comandos o elementos estéticos. Hablamos de la existencia de diferentes aplicaciones, diferenciadas fundamentalmente por el objetivo perseguido por los usuarios de cada una de ellas.

Así por ejemplo encontramos por un lado aquellas aplicaciones empleadas simplemente para conseguir quedar con gente de forma esporádica o puntual, ya sea con fines sexuales o en ausencia de lo mismos. En el otro extremo estarían aquellas otras apps más enfocadas a encontrar al gran amor de tu vida, estas tendrían un cariz más formal, más serio. Mientras que las anteriores suelen tener una interfaz más alegre y despreocupada que nos invita a dar matches a diestro y siniestro en estas eso no suele pasar.

Por ello en este caso su diseño es más sobrio  nos invita a dar likes de una forma más racional y mesurada, pues se supone que cuando buscamos a nuestra alma gemela tomaremos decisiones después de haber valorado más factores que si lo que queremos es un encuentro ocasional con una persona. Pues para esto último las exigencias no son tan globales, lo que suele pasar es que entonces solo se tiene en cuenta la atracción física y las cualidades estéticas del otro.

Así pues en los casos en los que se busca es conseguir una pareja formal y duradera con la que seamos lo más compatibles y afines posible lo que suelen implantar las aplicaciones cuyo fin sea este suelen plantear una serie de medidas que les permitan establecer unos niveles o porcentajes de afinidad entre dos personas, ahí es donde nos encontramos con los populares test de compatibilidad.

Estos no siempre aciertan, lo cual es totalmente comprensible, pues solo tiene en cuenta preferencias o cualidades muy generales, así pues saber si una persona completamente desconocida es o no compatible con nosotros solo con un test es prácticamente imposible, no es raro que se den casos en los que dos personas sean teóricamente afines al 100 % y luego resulta que en la vida real no se soportan. Tampoco es extraño que pase al contrario, que según el test de turno esas dos personas se vayan a llevar a matar y luego resulta que entre ellas hay química, o se da el famoso “feeling” y resulta que funcionan genial como pareja.

Aquí surge la reflexión de ¿puede una prueba tan impersonal determinar si te llevarás mejor o peor con una persona? ¿Son los test de compatibilidad la mejor herramienta para valorar si esa persona puede ser tu pareja ideal?

De ahí que en algunas aplicaciones se hayan implantado nuevos sistemas para evaluar la compatibilidad estimada entre dos usuarios de las mismas. Para ello tienen en cuenta nuestras preferencias, gustos, aficiones… incluso se quieren implantar novedades como que esto se hace teniendo en cuenta actividades realizadas con nuestro dispositivo, como las apps que usamos, las búsquedas que realizamos en internet, los lugares que visitamos… aunque aquí ya podría entrar en escena el problema de que muchos piensan que esto es realmente un método que tienen las empresas para espiarnos y así poder vendernos sus productos sin trabas. Pero para eso lo mejor es siempre leerse esas políticas de uso de datos y de privacidad de los mismos que todos solemos aceptar sin ni siquiera saber qué son realmente y para qué sirven.

De esta forma hemos visto las principales ventajas y desventajas que las apps de citas pueden tener, a raíz de conocer todas estas variables podremos tomar decisiones más lógicas y razonadas sobre si realmente es lo que queremos o preferimos seguir usando métodos más tradicionales para conocer a otras personas. Pero realmente ¿qué pierdes por probarlas? Si realmente tienes curiosidad solo tienes que instalar aquella que más curiosidad te genere y así podrás conocer todos los detalles de la misma y desentrañar los misterios  de su funcionamiento.

VENTAJAS

Son gratuitas: a día de hoy la mayor parte de este tipo de aplicaciones se pueden descargar y utilizar sin ser necesario gastar un solo euro en hacer eso.

Es una forma rápida y directa de contactar con gente: usando estas apps de citas podemos conocer mucha gente en muy poco tiempo, aunque esto no asegura que la gente que vamos a conocer sea la ideal para nosotros.

Puedes usarlas en el móvil: aunque es algo lógico al hablar de apps sigue siendo algo destacable pues puedes usarlas mientras te desplazas o en todo momento en que tengas acceso a tu móvil y que este esté conectado a la red de internet de alguna forma.

Son divertidas: puedes llegar a tener experiencias muy positivas y divertidas, además de conversaciones entretenidas y que te aporten mucho a nivel personal.

Encontrar en amor: tanto el amor como un compañero de risas o que quede en una bonita amistad, puedes conocer gente fantástica con la que pasar unos muy buenos ratos.

Hacer amistades: aunque la principal función de estas apps sea encontrar el amor puede que aunque no lo consigas conozcas gente con la que te lleves genial y  puedas llegar a tener buenos amigos con los que compartir planes y proyectos..

Variedad de aplicaciones: hay tantas apps disponibles para probar que podemos ir alternando el uso de unas y otras, probarlas y ver cual de ellas se adapta mejor a nuestras necesidades y preferencias personales, total no nos va a suponer ningún gasto monetario..

Algunas de estas apps de pago ofrecen servicios adicionales: a tanto ha llegado este mercado ue algunas de estas apps ofrecen a sus usuarios cosas como podrían ser evaluaciones de la compatibilidad por medio de profesionales, acompañamiento psicológico en materia sentimental, cursos, excursiones… todo a fin de encontrar a alguien realmente apropiado e ideal para ti.

En la foro se ve como un chico una una de estas apps de citas

DESVENTAJAS

Tienes que decidir en función a las fotos elegidas por la otra persona: esto, aunque nos permite en un primer momento saber a grande rasgos como es esta persona es bastante frecuente que esas fotos muestran una cara demasiado bonita, lo cual a veces no se corresponde con la dura realidad.

Puede ser peligroso: tanto a la hora de mandar contenidos gráficos como fotos o vídeos como si finalmente decidimos quedar con esa persona, hemos de tener en cuenta que es una persona desconocida y no sabemos si sus intenciones son realmente las que nos ha transmitido al hablar con ella a través de la app, por ello hemos de ser precavidos tomando ciertas medidas de seguridad para evitar sustos

Hay móviles que no soportan estas apps: aunque no es ya muy frecuente todavía hay gente que tiene unos móviles que o bien son demasiado antiguos o bien son muy muy básicos, siendo en algunos casos imposible instalar estas apps

Ocupas espacio en la memoria del dispositivo: pero aun cuando teóricamente tu móvil o tablet es capaz de soportar la la app puede ser que a la hora de intentar instalarla nos encontremos con qon que no tenemos suficiente memoria, no pudiendo instalarlo o si os permite hacerlo tal vez luego el funcionamiento no sea el más deseable, con cierres inesperados, bloqueos, enlentecimiento del funcionamiento del terminal…

Necesitas internet: para usar estas apps es imprescindible tener acceso a una red wifi o contar con una tarifa de datos que nos permitan conectarnos a internet de una forma relativamente estable y segura.

¿Mercado de carne?: aunque el fin de usar estas aplicaciones depende de cada usuario particular es cierto que demasiada gente lo usa solo para encontrar alguien con quien pasar una noche loca o simplemente en pos de sexo, es por ello que la visión general si lo vemos desde esta perspectiva puede llevarnos a concebirse como un intercambio de ganado, en el que solo se tiene en cuenta si nos gusta o no la apariencia física de la otra persona, siendo irrelevante su personalidad, su sentido del humor e inteligencia por ejemplo.

Presiones: hay algunas personas que aluden sentirse presionadas por otras con las que chatean para que les envíen fotos o vídeos sugerentes o directamente y explícitamente sexuales. Algunos acaban cediendo porque les gusta esa persona, muchos de ellos acaban arrepintiéndose, pues es algo que no deberíamos hacer salvo que estemos completamente seguros de que lo hacemos porque realmente queremos y que además somos plenamente conscientes de las consecuencias e implicaciones que esto conlleva.

Ya hemos visto algunas de las ventajas e inconvenientes de las famosas apps para ligar, y tú ¿las has usado? ¿cuál es tu opinión sobre ellas?