Los graffitis son considerados por muchas personas, sobre todo jóvenes, como una forma de arte moderno callejero así como una vía para expresar sentimientos y emociones de todo tipo. Sin embargo, esta opinión no es tan apoyada por aquellos otros que piensan en los graffitis como un acto de vandalismo en el que se estropean las superficies que utilizan como lienzo este tipo de actividad.

¿EN QUÉ CONSISTE HACER GRAFFITIS?

Se conoce como graffiti a diferentes formas de escribir o pintar, generalmente sobre propiedades públicas o privadas ajenas, que pueden abarcar tanto paredes hasta vehículos o suelos. Son en la mayoría de los casos de carácter ilegal.

A menudo cuentan con contenido político o social, cuyo objetivo es reivindicar ciertas ideas, mientras que en otras ocasiones simplemente conlleva el nombre o pseudónimo del autor.

La principal preocupación de los graffiteros es dejarse ver, es decir, hacer que tu nombre aparezca continuamente, ya que es uno de los factores más significativos para diferenciar a los graffitistas de las distintas ciudades. Del mismo modo, el escritor debe mostrar un buen sentido del diseño, el uso de los colores y considerables habilidades a la hora de utilizar el spray.

¿DE DÓNDE VIENEN LOS GRAFFITIS?

Bien sabemos que desde la prehistoria se realizan pintadas en paredes, la única diferencia es que en lugar de utilizar spray ponían polvos de colores en sus manos y con un hueso hueco solapaban.

Desde los romanos en columnas hasta innumerables mensajes de amor en las paredes de cualquier ciudad, sin olvidar el que la policía borró escrito por Jack el Destripador escrito con sangre en Londres.

Asimismo, en 1942, en el transcurso de la Segunda Guerra Mundial, un grupo de resistencia llamado La Rosa Blanca manifestó su rechazo hacia Hitler por medio de pancartas y pintadas.

Sin embargo, no fue hasta finales de los años sesenta que se populariza el mundo del graffiti, cuando un joven mensajero de Nueva York llamado Demetrius se dedicó a escribir su apodo («Taki») y el número de su casa (183) en las paredes, fachadas de los autobuses, monumentos públicos y estaciones de metro mientras realizaba sus repartos.

La identificación este concepto viene condicionada por la experiencia norteamericana a la par que el auge de la cultura y la músca hip hop; un método complejo de actuar sobre el paisaje urbano que surgió entre finales de los sesenta y principios de los setenta en grandes ciudades de norteamérica, siendo la más importante Nueva York.

El graffiti es entonces considerado como una forma artística de resistencia a la autoridad debido a que surgió como expresión de la empobrecida juventud urbana, y al mismo tiempo una expresión de solidaridad por el contexto sociocultural en el que se originó.

¿Los graffitis son arte o vandalismo?

TAMBIÉN EXISTEN GRAFFITIS LEGALES

Los graffitis legales es aquel en el cual hay un permiso previo de por medio por parte del propietario del lugar donde se va a realizar el mismo, y se suele dedicar a él una mayor cantidad de tiempo, pintura, dinero y esfuerzo. Este tipo de graffiti es más aceptado por la sociedad debido a que se reconoce en mayor medida el esfuerzo que se esconde detrás de él y porque se siente parte de este tipo de arte urbano.

A día de hoy, los graffitis se han reinventado y han se han abierto paso en galerías, centros de arte, museos e incluso ferias de arte, situándose sobre lienzos, instalaciones y escultura, el graffiti y los artistas urbanos ya cuentan con su propio espacio dentro del arte contemporáneo.

¿Se deberían habilitar zonas legales para graffitis en algunas zonas de la ciudad? La idea tras esta propuesta es proporcionar a los graffiteros un espacio donde poder expresarse libremente, sin miedo a ser multados, de forma segura. Si cuentan con esto disponible, existe una mayor probabilidad de que no invadan propiedades ajenas.

Sin embargo, será la propia comunidad graffitera la que deba gestionar estos espacios, ya que cada artista querrá recrear su obra y cuanto se termine el espacio deberá respetarse el graffiti que ya se haya pintado o bien se tendrá que estimar un tiempo acordado por todos que determine cuánto debe permanecer cada graffiti.

¿GRAFFITERO COMO PROFESIÓN?

Los graffitis proporcionan versatilidad, bajo precio y rapidez, por lo que algunas compañías se encuentran interesadas en realizar graffitis como decoración de la fachada que llame la atención de la clientela de un comercio, por ejemplo.

No existen estudios ni experiencia profesional previa requerida para este tipo de professión, solamente cuenta por tanto la técnica con los spray y la creatividad que cada persona tenga, así como la habilidad de expresar y comunicar al mundo lo que desea.

No obstante, como cualquier otra forma de expresión entre las que podemos encontrar la poesía o el arte, las emociones son fundamentales para marcar la época de un artista, por lo que la calidad de cada grafitero dependerá de qué momento de su vida le toque atravesar.

Aparte de esto, también se llevan a cabo concursos de graffitis del que se pueden obtener innumerables premios y prestigio dentro de este mundo.

¿CUÁLES SON LOS TIPOS DE GRAFFITIS QUE PODEMOS ENCONTRAR?

Aunque nos parezcan todos iguales o parecidos, lo cierto es que existe una amplia variedad de graffitis, entre los que podemos destacar:

Tag o firma: aparecieron en la década de los setenta y se trata del tipo de graffiti más sencillo. Consiste en letras legibles con la que el graffitero escribe su nombre en la pared.

Tag con outline: se trata de firmas con bordes, en las que el exterior de cada letra se pone de otro color.

Bubble letter: se parecen a las anteriores, solo que esta vez las letras son mucho más grandes y redondeadas.

Throw ups (traducido como «vómitos»): tienen su aparición ya en los ochenta en el metro de Nueva York, y es como una versión de menor calidad que la bubble letter en la que se suelen rellenar con un aerosol las letras, de un solo color, sin cubrir del todo el fondo.

Dirty o estilo basura: es originario de Francia y se compone de figuras deformadas e incorrectas. Se crea el graffiti con formas erróneas que pueden llevar a pensar que el graffiero no tiene la capacidad de hacerlo correctamente.

Block letters: se trata de letras sencillas y grandes, legibles, gruesas y con rellenos lisos. Su principal objetivo es que puedan ser leídas sin dificultad a una gran distancia.

Wild style o estilo salvaje: nacido en el sur del Bronx y considerado el más popular. En él, las letras se rodean con complejos adornos y resultan difícil de leer para alguien que no es experto.

Modelo pastel o estilo en tres dimensiones: se crean con efecto tridimensional, combinando en él tanto los colores como los brillos y las sombras. Lo más característico de este estilo no son las letras en sí mismas, sino el relleno.

Characters: en este caso las letras van acompañadas de personales, normalmente al estilo cómic. Su intención es representar el estado de ánimo del autor.

Iconos: se trata de dibujos más esquemáticos y sencillos. Su razón de ser es que son más visuales y fáciles de recordar, por lo que algunos autores deciden sustituirlos por su firma.

VENTAJAS

Los graffitis pueden realizar declaraciones políticas informadas para llamar la atención a problemas ignorados por los principales medios de comunicación.

Se pueden utilizar los graffitis como una forma de publicidad sin coste. Sin bien es cierto que los publicistas tienen que pagar por el espacio, las promociones pueden hacerse pasar como una expresión artística.

Toda una vida puede consolidarse en cuanto a este arte.

Encontramos numerosos tipos de graffitis para todos los gustos.

DESVENTAJAS

En ciertas zonas se usan los graffitis como una manera de marcar el territorio de ciertas bandas juveniles con el objetivo de desfigurar zonas agradables en la ciudad.

Muchos de ellos se llevan a cabo de manera ilegal.

Los graffitis ilegales se consideran delito y debido a ello muchos de los artistas, que temen ser atrapados, llevan a cabo sus obras rápidamente y durante la noche, lo que puede poner en peligro su integridad física (por ejemplo, hacer graffitis en el interior de un túnel por donde pasa un tren puede desembocar en un terrible accidente).

No es un arte socialmente muy aceptado, ya que muchos lo consideran vandalismo.

Y a ti, ¿te gustan los graffitis? ¿Te gustaría saber más sobre este mundo o dedicarte a él o tu opinión es totalmente contraria a ello? ¿Consideras que estás a favor o en contra de este arte? Estaremos encantados de conocer tu opinión en la sección de comentarios.