Categorías
Hombres Mujeres Sexualidad Sociedad

Pros y contras de SER INFIEL

Según estudios realizados por la universidad de Maine, 1 de cada 5 parejas será infiel en su primer año de relación ¿por qué? Acá te contamos todo y más.

Cuando las relaciones de pareja empiezan a tornarse monótonas es cuando surge la tentación…

Desde pequeños tenemos la idea de que al crecer compartiremos con una persona una relación similar quizás a la de nuestros padres, con el paso de los años la idea se distorsiona un poco y comenzamos a ver que la realidad es más parecida a las novelas que leemos en la adolescencia. Un primer noviazgo no muy grato podría marcarnos, cambiar la forma en que pensamos posiblemente desencadene una nueva actitud que nos lleve a ser infiel.

Un engaño en la próxima relación aviva el placer de lo prohibido. Y es que la infidelidad ha existido desde que existe la pareja como tal. La exclamación “¡esto no es lo que parece!” acompaña a quienes deciden salir con un tercero ¿Por qué lo hacen? ¿No están enamorados? Descubre las repuestas así como los aspectos positivos que disfrutan y los negativos que debe afrontar una persona infiel.

¿Estamos predispuestos a mentir?

Tenemos tres sistemas cerebrales primarios relacionados con el amor: el primero con el sexo que motiva a buscar parejas para copular, el segundo con lo romántico para establecer relaciones profundas con individuos y el tercero con la familia. Estos tres sistemas interactúan entre sí influyendo en la necesidad de infidelidad de uno de nosotros.

Por tanto en la mayor parte de las culturas, sobre todo en occidente, conocemos como  “amor” al equilibrio y conexión en una relación que implica únicamente a sus dos miembros y la fidelidad se utilizaría para medir el éxito de un matrimonio o noviazgo.

La situación que consolidó el compromiso fue la monogamia impuesta básicamente por la religión que trajo consigo la introducción de una serie de valores que se oponen al hedonismo. Así comenzó la tradición del matrimonio y la idea de las relaciones monógamas enraizadas en la sociedad occidental siendo la única manera natural y moral de sexualidad, pero también en el ámbito político y social por sus leyes.

Con lo anterior descrito puede decirse entonces que ser infiel ocurre si alguno de los miembros de una relación de pareja tiene relaciones sexuales o bien sean románticas fuera de ese vínculo. Pese al prototipo de pareja ideal que la sociedad impone, son muchas las figuras públicas que dejan a un lado los prejuicios y dan rienda suelta a sus deseos, en poco tiempo son noticia.

Sin duda uno de los hombres más mujeriegos de todos los tiempos fue el pintor y escultor Pablo Picasso, todos sus amores inspiraron su arte pero se dice que su musa favorita fue Marie-Thérèse Walter. La joven francesa estuvo con él en una relación extra matrimonial por más de 8 años a espaldas de su mujer Olga, el artista enamorado le compró un departamento frente a su casa y cuando posaba para él con pasión no le importaba que su esposa estuviera a unos cuantos metros.

El ex presidente estadounidense John F. Kennedy fue conocido como un hombre promiscuo y sus amoríos son parte fundamental del icónico personaje. Entre sus conquistas figura Marilyn Monroe quien cayó ante los encantos del presidente en 1962, en una reunión la actriz deslizó en su saco su número de teléfono y desde ese momento el romance era un secreto a voces. Imposible olvidar el momento épico en que Marilyn usó un vestido blanco y cantó Happy Birthday Mr. President con la sensualidad que le caracterizaba,  hecho que molestó a Jackie Kennedy (esposa), amenazando a John con hacer públicas todas sus historias en las que fue infiel.

Hasta ahora ha estado presente el arte y la política pero la ciencia también tiene un representante y es quizás el máximo exponente de la misma. El físico alemán Albert Einstein es probablemente una de las mentes más brillantes pero también un hombre extremadamente infiel ya que engañó a sus dos esposas en repetidas ocasiones. Su primer matrimonio fue con la matemática serbia Mileva Maric y terminó precisamente debido a sus constantes aventuras, posteriormente se casó esta vez con su prima Elsa. La engañó con su secretaria Betty Neumann, claro, por mencionar a algunas de sus conquistas.

SER INFIEL - EL FACTOR SEXUAL ES CLAVE EN LOS CASOS DE INFIDELIDAD

¿Qué motiva a alguien a ser infiel?

Mucha gente se hace esta pregunta, una investigación estadística que reunió más de 74.000 participantes descubrió que el 45% de las mujeres que son infieles lo hacen porque sienten una fuerte atracción por la otra persona, mientras que el restante 32% confiesa son motivadas por el hecho de sentirse más deseadas. En los hombres al parecer tiene una mayor vinculación con el sexo ya que el 48% expresó que el engaño fue por querer tener más sexo, y el 46% expuso que ansiaba mayor variedad.

Una persona infiel está motivada por distintas razones que le llevan a faltar a su relación amorosa, algunas personas  no lo entienden porque no se explican cómo pueden hacerlo luego de compartir buenos momentos con quien decían amaban, lo cierto es que si lo observamos como una problemática es necesario esclarecer los factores.

La manera como se vivió la infancia determina las formas de conducta de los pequeños de la familia y así en la persona de edad adulta. Un niño que fue desatendido, extremadamente sobreprotegido, inseguro, en el seno de un hogar disfuncional o donde no hubo promoción de valores y principios, es más probable que cuando crezca incurra en infidelidades a su pareja.

La soledad, el aislamiento o una depresión sin explicación provocan inestabilidad en los matrimonios y cuando aparece ese sentimiento de vacío la persona tiende a buscar “alguien” que lo llene. En esa búsqueda no se sabe lo que realmente se quiere, es infiel por tener nuevas experiencias.

Una vez que ha pasado la etapa de enamoramiento, los novios o esposos se enfrentan a la realidad que quizás aquella persona que tanto idealizaba ahora es distinta porque sus conductas no son placenteras en la convivencia defraudando las expectativas que se tenían en comienzo. Por otro lado si hay un abandono mutuo por el trabajo de cada o la lucha de uno en sus objetivos personales y no de ambos, se incrementa la posibilidad que aparezca otra persona que los haga sentir más valorados y que se elige inconscientemente como nueva compañía.  Por su parte la monotonía es clave, es uno de los más grandes enemigos en las relaciones de pareja, sumidos en la rutina y el aburrimiento están más vulnerables. Si llega alguien que ofrece un panorama distinto lleno de encantos, novedades e incluso riesgos es muy probable que se acepte ser infiel.

Pese a que la vida sexual no es el único elemento en la relación de pareja, si es muy importante. Si una de las partes no se siente satisfecho sexualmente buscará en otra persona el placer sexual que no encuentra en su pareja, aunque la ame. El que ella o él no se sienta así puede deberse a que no se quiere llevar a cabo sus fantasías sexuales por tanto el sentimiento de enojo y quizás de venganza motiva a tener sexo con otra persona. Parece ser que la frecuencia de los orgasmos fingidos está estrechamente vinculada a la infidelidad en las mujeres tal como advirtió un estudio estadístico realizado con la participación 140 féminas y 120 hombres. Los autores advirtieron que la señalización del orgasmo es un elemento escogido por la selección natural en mujeres ancestrales, en contexto se premiaba la fidelidad y los hombres colaboraban en el cuidado de los hijos en común.

¿Unos molestos suegros?  Ciertamente otro factor que influye en alguien infiel es la molestia causada por la intervención de los padres en la vida matrimonial, está estrechamente relacionado con la dependencia emocional de la pareja. El no establecer límites provoca problemas serios que también se asocian a la ruptura.

En muchas ocasiones un infiel cree que por obtener poder, dinero y una posición social, ha ganado el derecho de tener un mayor potencial sexual con el sexo opuesto.

¿Permitirías un engaño? Existen quienes si lo hacen porque ambos se dan cuenta de las deficiencias de su relación, por mutuo acuerdo los dos o a veces uno tiene relaciones extramaritales de tal forma que con esta si pueda satisfacer lo que le hace falta en su relación con su pareja estable.

Tipos de infidelidad

Aunque no lo creas podemos agrupar los distintos engaños según las acciones de un infiel y así obtendríamos los tipos más comunes, clasificarlos permite reconocer cuando una persona ha fallado porque es común ver que alguien disimule la falta por el simple hecho de que no lo considera como tal.

La infidelidad directa es aquella en la que un individuo comprometido tiene en mente engañar a su pareja, es decir, antes de que se consuma el acto ya se han hecho movimientos para poder tener relaciones con otra persona. En definitiva, podemos decir que es deliberada y planificada. Ocurre cuando por ejemplo un individuo se apunta a un portal web de citas que tiene como función que los usuarios lleven a cabo relaciones extramatrimoniales de forma confidencial.

El caso contrario es la indirecta en la que no existe una intención inicial sino que los deseos surgen de forma repentina. Se da cuando una persona está mal en su relación pero la cercanía con alguien de su entorno a quien le cuenta sus problemas acaba por ser infiel. En estos casos puede existir un profundo arrepentimiento como consecuencia del engaño.

Puede que no necesariamente se incluya el sexo, solo el hecho de sentir algo por otra persona es una traición. Nos referimos entonces a la infidelidad afectiva o romántica, siendo más propia de las mujeres que de los hombres. El tipo que suele llevarse a cabo por los hombres es de índole sexual pero sin involucrar un profundo apego emocional necesariamente.

Una adicción sexual puede dar paso a buscar otra persona únicamente para satisfacer su necesidad erótica obsesiva. Se manifiesta por un patrón de descontrol en la conducta sexual, que puede alternarse con períodos de relativa calma. En un artículo de la revista Psychology Today, un equipo de psicólogos abordó el tema de los engaños poniendo en cuestión ciertas ideas en nuestra sociedad ya que sostiene que la mitología que rodea la infidelidad por medio de la prensa popular o de las publicaciones de salud mental, confunden a las personas y produce que algunas situaciones dramáticas puedan empeorar.

¿Todo el mundo es infiel? Al parecer es una conducta normal y esperable en la pareja aunque la verdad no se sabe exactamente las cifras. Se presume que la mitad de hombres casados y un tercio de las mujeres unidos bajo el mismo compromiso han tenido un desliz por lo menos una vez. No obstante la mayoría de las personas suele hacerlo la mayor parte del tiempo.

¿Ciberinfidelidad?

La infidelidad online es muy común en la actualidad gracias a que la inclusión de las nuevas tecnologías en nuestras vidas que permite emplear Internet para ser infieles. Las ventajas son numerosas, se puede conectar en cualquier momento (incluso con la pareja en casa) y los medios digitales nos garantizan evadir la realidad del mundo físico bajo un aparente anonimato en las redes.

Quien es infiel bajo esta modalidad no siempre conoce físicamente a su pareja cibernética, por esta razón si es descubierto muchas veces no significa la ruptura de la relación porque no se consumó el acto sexual.

Los mensajes de WhatsApp, SMS, Facebook y los DM en Twitter se han convertido, según algunos expertos, en tecnologías de información que expresan por excelencia el lenguaje de la infidelidad. Según apunta un estudio realizado por un abogado estadounidense, el 80% de los juicios de divorcio que llegan a tribunales se inician con evidencias informáticas como mensajes de texto, correos electrónicos y chats mediante las redes sociales.

Algunas personas cuentan como la infidelidad los tomó por sorpresa y la manera en que quedó evidenciado el engaño por un descuido, diversos portales digitales recopilan las historias a través de las redes. Una confesión fue la de Mario que tuvo la sospecha de que su mujer le era infiel porque mientras estaban juntos recibía mensajes de texto y rápidamente ponía el celular hacia abajo para que no alcanzara ver con quién hablaba. Se excusaba diciendo que era su mejor amiga, pero más tarde descubrió que el chat era con un hombre que le citaba para tener relaciones sexuales. Historias un tanto peculiares se suman con títulos graciosos por ejemplo el rompe celulares, la relató Vanessa quien dijo que su novio empezó a tener salidas con «mejores amigos de la infancia» pero que desconocía de quienes se trataba aunque tenían siete años de relación. Un día recién despertaba y entre sueños le pidió su celular para ver la hora y al abrir su WhatsApp descubrió que le había enviado fotos desnudo a muchos de sus «amigos de infancia». Al darse cuenta que estaba acorralado, el apenado infiel saltó como tigre y le arrebató el móvil rompiéndolo con sus manos.

En las cuestiones amorosas, Internet ha servido como puente de ayuda a construir parejas por las citas planificadas luego de interactuar, sin embargo en algunos casos destruye relaciones. Puede decirse también que aumenta el sufrimiento de los corazones rotos, imagina un mundo sin redes sociales cuando terminabas un noviazgo, sería más sencillo olvidar a tu ex porque no sabías nada de su vida ¡hoy gracias al Internet puedes saberlo todo! Qué, cuándo y cómo son sus actividades. ¿Un poco doloroso no?

Una encuesta del portal de citas  Match.com reveló que las personas verdaderamente creen que las redes sociales son un detonante de problemas con las relaciones de pareja e inciden en las rupturas. El 48% apoya esta idea siendo mayor la proporción de hombres (con 65%) que de mujeres (35%) que piensa así. Si bien es cierto que ser infiel no representa mucha dificultad en un mundo tecnológico, descubrirlo es aún más fácil. Sí has observado que tu pareja no se separa de su móvil o muestra ciertas conductas extrañas, puede estar enfrentando un caso de infidelidad virtual.

Es sencillo checar si tenemos un infiel digital cerca porque por ningún motivo dejan la sesión iniciada en Facebook, Twitter o Instagram en su teléfono o bien en su computadora. Esto aunque no se vaya a separar por mucho tiempo de estos aparatos. Mostrar una obsesión por el teléfono y un cuidado extremo puede indicar que en él se encuentra algo que no quiere se descubra, a su vez está vinculado a borrar todos los chats de las aplicaciones.

Si bien puedes criticar a quienes hacen esto, amigos cercanos apoyan la conducta. Conoce los beneficios que disfrutan y las consecuencias que deben enfrentar si son descubiertos.

VENTAJAS

Pasión. En una relación larga frecuentemente se pierde la tensión erótica entre los dos miembros de la pareja, penosamente luego de seis años ya no sea el mismo interés que sentían después de seis semanas o seis meses en el comienzo. Por tanto un infiel garantiza la tensión erótica y la excitación producida aumenta la sensación de mariposas en el estómago que hace tiempo no sentían.

Diversión. Cuando se desencadena el sexo que reaviva el deseo entre un hombre y una mujer, conlleva a una diversión para ambas partes. Muchos consideran que se disfruta de horas íntimas y con un amante sin tener que renunciar al apoyo y la familia. Lo encuentran idóneo porque buscan una pareja para una escapada y salidas, a su vez, tienen hogar o relación formal que distinguen claramente.

Mejora la autoestima. Convertirse en alguien físicamente atractivo es un sentimiento que genera satisfacción personal ciertamente porque con el paso de los años se siente la disminución del deseo con la pareja en comparación al principio del noviazgo o matrimonio. Un infiel percibe que todo eso es distinto y ese deseo físico es motivo para tener mayor confianza en sí mismo/a. Además, una mayor consciencia emocional produce estabilidad que se refleja en la vida privada, en el ámbito laboral y otras situaciones que exigen enfrentamiento personal.

Aprender algo nuevo. Posiblemente alguno de los miembros de una relación cae víctima de la rutina sexual y termina por aburrir al otro, no se intentan posturas nuevas en la cama o incluso disminuye el apetito sexual. Además el hecho de recibir un no como respuesta de invitación para una salida que rompa con una apretada agenda de semana, poco a poco crea brechas y no es de extrañar que sin nuevas actividades exteriores sea difícil encontrar momentos juntos. Todo eso lo encuentran diferente con un amante porque incluso si tiene poca experiencia en el sexo, la pasión física inspira ganas de experimentar que lleva automáticamente a aprender cosas muy excitantes. Las excusas aumentan solo por escapar con alguien que a su parecer si tiene tiempo disponible para compartir.

Un plan B. Algunas personas viven bajo la premisa de que nada es seguro en la vida y que solo se vive una vez, asumen que es muy probable que el/la compañero(a)  sentimental ya haya sido infiel. Incluso que sean ellos quienes pronto esperen separarse porque están insatisfecho/a. En este sentido, una historia de amor secreta no es vista como mala idea porque tal vez los dos miembros de la pareja infiel se enamoren por su parte y comienzan una nueva relación.

Parte de tratamiento. Muchas terapias de pareja introducen la innovación sexual como medio de solución a problemas en los miembros, por tanto, es posible que permitan ayudar a través de algunas actuaciones que antes se veían como algo negativo. Una de ellas es, por más extraño que parezca, la infidelidad. Está claro que este acto supone infinitos conflictos y rupturas, pero se ha incrementado el número de terapeutas que opinan que el adulterio es de lo más común e indican que en una charla los pacientes hablan de aventura porque es algo secreto que genera una conexión emocional más o menos grande.

SER INFIEL - EL FLAGELO DE LAS PAREJAS QUE BUSCAN ESTABILIDAD

DESVENTAJAS

Crisis emocional. Una persona que es víctima de un infiel experimenta sentimientos de abandono, traición, enojo, como también se puede sentir usada o burlada .Una infidelidad no debe separarse del conocimiento pleno de la persona que realiza el engaño por el inmenso dolor que ocasiona sus acciones tras ser descubiertas. Refleja por tanto una desconsideración hacia quien había prometido apreciar y proteger.

Resentimiento. La primera reacción de la mayoría de parejas luego de descubrir la infidelidad es terminar con la relación porque es evidente que les resulta difícil imaginar tener nuevamente momentos normales después de que quien aman viola la confianza. La sola imagen de imaginarlos en los brazos de un amante, es tan perturbadora que resulta difícil evitar el surgimiento del resentimiento. Sorprendentemente la mayoría de los casos la infidelidad en matrimonios no conduce al divorcio, de hecho, se esfuerzan por reconciliarse y usualmente tienen éxito. Sin embargo la reconciliación aparentemente exitosa puede ser una cortina de humo ya que el resentimiento puede reaparecer y recaer eventualmente en episodios de discusiones con fuertes señalamientos.

Salud mental deteriorada. Sufrir por un infiel es una de las experiencias más dolorosas en el campo del amor y muchas veces se habla de que ese tipo de circunstancias dejan el corazón roto en quienes las padecen. Más allá de las metáforas la ciencia explica varios efectos que repercuten en la salud, un estudio realizado en la Universidad de Nevada en Reno explica que el ser engañado puede tener efectos serios vinculados a la depresión y la ansiedad, también existe la posibilidad de que conduzca a comportamientos arriesgados como por ejemplo comenzar a tener varias relaciones sin precaución alguna, caer en el abuso de consumo de alcohol y otras sustancias. De acuerdo a la investigación una infidelidad tiene efectos psicológicos como los descritos y también físicos porque el abuso de alcohol o drogas se relaciona con trastornos relacionados con la alimentación o incluso el ejercicio físico. Por su parte en la Universidad de Nevada un grupo de expertos añaden que los efectos suelen ser peores en las mujeres que en los hombres, además también encontraron que muchas de estas personas acaban por culpabilizarse de haber sido engañadas  lo que puede explicar el hecho de que terminen poniendo en riesgo su salud con comportamientos arriesgados.

Sin protección. Puede ocurrir que un infiel aprovecha el momento de rabia cuando se discute en casa con la pareja y decida pasar la noche en compañía de amigos que a su vez comparten tragos. En esas reuniones conocen personas atractivas y el deseo momentáneo empuja a tener relaciones sexuales. El hecho de que ambos estén en estado de embriaguez impide que racionalmente utilicen algún método anticonceptivo, un embarazo no es el único problema resultante sino también el contagio de una Enfermedad de Transmisión Sexual (ETS).

Hijos perjudicados. Muchos adultos consideran que ser infieles a su pareja no causa ningún inconveniente con su familia siempre y cuando no sean descubiertos. Y aun así, creen que los niños son muy resistentes y por su edad pronto se olvidarán de ello para seguir adelante con sus vidas como si nada hubiese pasado en su hogar. Pero son las investigaciones las que niegan este punto y señalan que los cambios de comportamiento del infiel son fácilmente percibidos por su hijo influyendo de forma perniciosa en su desarrollo emocional. El principal problema es que los niños descendientes de padres infieles al crecer sienten que sus progenitores fueron deshonestos también con ellos, esto suele dar lugar a problemas de autoestima, comportamiento asocial en la escuela o diversas conductas producto directo de la sensación de abandono. Existen estudios que refrendan la idea sobre lo que se denomina el “gen de la infidelidad” indicando que la mayor parte de efectos de un engaño no son percibidos en su totalidad durante la infancia y la adolescencia como todos pensamos, sino que estos son más visibles al alcanzar su cenit durante la edad adulta. Debido a la traición del pasado, los descendientes sienten que eso mismo puede volver a ocurrir así que sus relaciones amorosas están marcadas por una lamentable incertidumbre.

Daño devuelto. Cuando se traiciona el sentimiento más fuerte de todos, el amor, el karma busca realizar una compensación de los daños produciendo problemas, fracasos y desilusiones al infiel. Recuerda que el karma se interpreta como una ley cósmica, en pocas palabras es una ley de causa y efecto ya que las acciones buenas o malas siempre repercutirán en tu presente y por tanto en tu futuro. Imagínate una deuda que terminarás pagando y así mismo aquel que te hizo algún daño a ti.

¿Creciste inmerso en problemas de infidelidad? ¿Has sido engañado(a) o eres quien ha faltado a una relación? Explica en la caja de comentarios que opinión tienes acerca de este controversial tema

Por Victor Reins

Ghostwriter, escritor aficionado y amante de las letras. Publicista y Mercadologo de corazón. Visionario de nuevas soluciones literarias y entusiasta de todo lo que requiera pensamiento critico. - El día en que paguen por pensar, los políticos dejaran de cobrar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *