Categorías
Ecosistema Hogar Interes

Pros y contras de LOS INVERNADEROS CASEROS

Los invernaderos caseros son una excelente manera de mantener tus plantas bien cuidadas, ¿quieres saber más sobre este tema?

Descubre los aspectos positivos y negativos de los invernaderos caseros y el cambio que genera tener uno en tu hogar

Los invernaderos caseros son una increíble idea  para aquellas personas que deciden cultivar cualquier todo tipo de plantas y hortalizas en el jardín de su casa; gracias a su calidad de superficie cerrada e inmóvil aporta un aislamiento prudencial de los dañinos cambios climáticos del ambiente. Los invernaderos profesionales poseen una opción para controlar la temperatura y humedad en la que debe permanecer el cultivo para no sufrir daños.

¿Son los invernaderos caseros una buena alternativa de producción?

En el siguiente artículo te explicaremos las ventajas y desventajas de los invernaderos caseros

VENTAJAS

Cosechas tu comida: Tener un invernadero casero significa que no iras más al súper mercado en busca de hortalizas, todo que puedas necesitar lo conseguirás en el jardín o huerto de tu casa, es decir, esto se convierte en una inversión rentable, ya que produce comida para tu mesa y disminuyendo al menos un poco los gastos en alimentos. Además al ser cultivado en tu casa tienes completo conocimiento de que tanta calidad tiene ese tomate o lechuga que pretendes ingerir. A de ser una encantadora sensación el poder comer un alimento de tu propia cosecha.

Cualquier temporada: No importa en qué época del año estés, con un invernadero podrás cultivar fuera de época, aumentando sobre manera la probabilidad de cosechar más de un ciclo de cultivo por año y esto a su vez agranda la producción que usualmente se conseguía sin invernadero.  Las plantas que reposan allí dentro resultan más beneficiadas por el sol veranero, provocando esto su crecimiento más rápido y por ende adelanta el momento de cosechar.

Ecológico: Al enfocarte en los invernaderos caseros estas dando paso a un nuevo mundo por descubrir, un mundo en el que ocupas tu tiempo en una actividad de disfrute para ti, además de aportar al cuidado del planeta que habitamos.  Debe ser realmente gratificante ingerir un alimento que sabes que gracias a ti y tus cuidados logro crecer, un alimento al cual dedicaste mucho tiempo y esfuerzo. Mientras dedicas tu tiempo a cultivar en invernaderos caseros estas ayudando al planeta, es por eso que se considera una idea además de creativa,  ecológica y que puede traer un sinfín de beneficios para ti, para tu familia y para el planeta tierra.

INVERNADEROS CASEROS - PLANTAS BIEN CUIDADAS

DESVENTAJAS

Tiempo empleado: Construir, acondicionar, cultivar, cuidar, mantener y por último cosechar alimentos en un invernadero casero es un trabajo de tiempo completo, como entenderás culminar con cada unos de estos pasos amerita muchísimo tiempo disponible, horas y horas de trabajo, esfuerzo y dedicación. Si eres de aquellos que piensa que es trabajo sencillo y que solo ocuparas en ello pocas horas de tu día, entonces no es un proyecto para ti. Esta actividad amerita de mucho tiempo dedicado, ya que las plantas no van a cuidarse solas; incluso no podrías tener otro empleo más que el de cuidar tu invernadero.

Costoso: Puede resultar muy costoso un proyecto como este, construir un invernadero casero amerita una inversión notable de tu capital, además que tendrás que contratar a alguien con conocimientos acerca de este tema para que te oriente y ayude a construirlo, imagina hacer esta gran inversión, pero si no tienes conocimiento alguno de la rama puedes terminar mal gastando tu dinero y es lo que menos se desea. Un invernadero casero requiere estructura metálica, ladrillos. Arena, cemento, techo de madera, tornillos, entre otros materiales y herramientas que pueden resultar ser muy caras para un pequeño invernadero en el jardín.

Espacio: Esta es una idea que no todos pueden desarrollar en sus viviendas, ya que si vives en un apartamento o casa pequeña que no posea un huerto o jardín no podrás ponerlo en práctica por más que desees hacerlo. Por lo tanto no es una idea destinada para todo el que desee sino para el que tenga las posibilidades en cuanto a espacio y capacidad. Estas personas no tendrán la dicha de comer un alimento cultivado por sus propias manos a su vez se verán destinadas a comprar en súper mercados sin saber la calidad de lo que ingieren.

¿Has pensado en construir un invernadero en tu jardín? ¿Será la mejor manera de ahorrar en alimentos? ¿Tienes algún vecino que tenga un invernadero en casa? Recuerda que si tienes alguna anécdota o sugerencia puedes compartirla con nosotros en los comentarios.

Por Victor Reins

Ghostwriter, escritor aficionado y amante de las letras. Publicista y Mercadologo de corazón. Visionario de nuevas soluciones literarias y entusiasta de todo lo que requiera pensamiento critico. - El día en que paguen por pensar, los políticos dejaran de cobrar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *