Categorías
Hombres Interes Mujeres Sexualidad

Pros y contras de LOS ROMANCES LABORALES

Encontrar el amor en la oficina puede resultar inesperado pero factible. ¿Quieres saber más sobre los romances laborales?

Los romances laborales pueden acarrear mas riesgos de los que imaginas, ¿que ventajas pueden hacer que valgan la pena? la respuesta te sorprenderá

Mucho se ha discutido sobre los romances laborales y la forma en que estos pueden afectar el clima organizacional y laboral dentro de una empresa. Pero como en el amor nadie manda, es imposible crear reglas que limiten por completo este tipo de relaciones, a pesar de que su objetivo sea siempre el de mantener en sana paz el ambiente de trabajo. Enamorarte de tu compañero/a de trabajo no tiene porque resultar en una experiencia desagradable si ambos saben llevar con discreción dicha relación

Los romances laborales florecen en casi todas las empresas y sitios de trabajo, en el lugar más inesperado, en el momento menos adecuado, siempre y cuando dos personas estén dispuestos a seguir adelante con una aventura que puede poner sus puestos de trabajo en juego. ¿Vale la pena arriesgarlo todo por un amor de oficina?

En el siguiente articulo trataremos de esclarecer esa duda cuando analicemos las ventajas y desventajas de los romances laborales.

VENTAJAS

Disfrutar más tu trabajo. Compartir tu sitio de trabajo con una persona por la que te sientes atraído puede ser una experiencia maravillosa. De un momento a otro empezarás a notar como las tareas más aburridas comienzan a parecerte más fáciles de realizar y no te molestarán en absoluto. De la misma forma, ver a esa persona todos los días será un motivo más por el que querrás acudir siempre a tu trabajo. Esta forma de motivación es sumamente beneficiosa tanto para ti como empleado y para tu jefe pues tener un trabajador feliz es sinónimo de mejor desempeño laboral.

Encontrar el amor. Algo tan maravilloso como el amor puede nacer de la forma más inesperada, ¿que podría ser mejor que encontrarlo en el sitio donde trabajas todos los días? Diversos estudios han determinado que las personas que mantienen romances laborales son más felices y más productivos que el resto de sus colegas de oficina. De la misma manera, un romance laboral puede trascender más allá del sitio de trabajo y formalizarse en una relación seria que en muchos casos termina justo en el altar…

Es una excelente forma de conocer a tu pareja. El hecho de poder compartir suficiente tiempo todos los días con esa persona especial representa una enorme ventaja en comparación con las relaciones donde la pareja no suele verse con tanta frecuencia. Una buena forma de comprender el carácter verdadero de una persona es viéndolo trabajar, al estar expuestos a factores como el estrés, la presión y demás puedes notar ciertos comportamientos que te ayudarán a decidirte si quieres tener una relación formal con dicha persona.

Se motivan a ser mejores. Los romances laborales también sirven para motivarse mutuamente, bien sea que ambos compartan la misma oficina o que trabajen en departamentos diferentes de la misma empresa, siempre pueden mantenerse al tanto de la información referente a sus puestos de trabajo y apoyarse en cualquier situación que lo amerite dentro de su sitio de trabajo.

Compartir el transporte. Puede resultar algo sumamente útil compartir el mismo coche si ambos trabajan en el mismo lugar, no solo es una forma de ahorrar dinero y combustible si no que además puede ser un momento más que usen para seguir desarrollando su relación. Cuando se trata de amor incluso las acciones más pequeñas cuentan.

ROMANCES LABORALES - EL AMOR EN LA OFICINA

DESVENTAJAS

Chismes y rumores. Uno de los principales obstáculos para que una relación prospere -sin importar si es en la oficina o no- son los chismes y rumores difundidos por terceras personas con el fin de arruinar dicha relación. En este caso los romances laborales están siempre expuestos a estas criticas destructivas, bien sea por parte de algún colega resentido o por un jefe demasiado estricto. Por esta razón es recomendable mantener en secreto siempre que sea posible la relación que mantengas con tu compañero/a laboral.

Competencia. Dependiendo del carácter y aspiraciones de ambos, los romances laborales se convierten en un arma de doble filo cuando la pareja se pone en mente los mismos objetivos, por ejemplo un puesto vacante para recibir un ascenso puede ser motivo más que suficiente para empezar una discusión. Es por esa razón que ambos deben estar muy claros en como actuar cuando una situación de esta índole pueda ocurrirles, charlar y resolver el problema con madurez siempre es la mejor opción.

Diferentes cargos, diferentes perspectivas. Si tu pareja tiene un cargo superior o inferior al tuyo, o por el contrario uno de los dos es el jefe directo del otro, esto puede representar un inconveniente significativo en cuanto a romances laborales se refiere. Puede ser que sus colegas de trabajo piensen que debido a dicha relación la pareja buscará de favorecerse de forma injusta solo por el simple hecho de mantener un romance. No hay nada peor que critiquen el ascenso que conseguiste gracias a tus propios méritos debido a que mantienes una relación con tu jefe/a.

¡Despido! A pesar de ser técnicamente ilegal algunas empresas tienen políticas muy firmes y estrictas relacionas a los romances laborales, por lo que si te descubren en uno es probable que tomen medidas disciplinarias en tu contra, y en los casos más extremos lleguen a despedirte.

¿Que opinas acerca de tener una relación con un compañero o compañera de trabajo? ¿Alguna vez has tenido un romance laboral? ¿Crees que los romances laborales pueden afectar el desempeño de los trabajadores en una oficina? Si tienes alguna opinión o anécdota relacionada con este interesante tema no dudes en compartirla con nosotros en la caja de comentarios. Recuerda que siempre es un placer poder interactuar contigo.

Por Victor Reins

Ghostwriter, escritor aficionado y amante de las letras. Publicista y Mercadologo de corazón. Visionario de nuevas soluciones literarias y entusiasta de todo lo que requiera pensamiento critico. - El día en que paguen por pensar, los políticos dejaran de cobrar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *