¿Cuales son los pros y los contras de los videojuegos?

Es muy probable que en el transcurso de tu vida hayas pasado al menos un par de horas divirtiéndote gracias a un videojuego, en tu consola, computadora y en tiempos modernos incluso en tu celular.

Desde Super Mario o The Legend of Zelda hasta Fortnite y Fifa, los videojuegos han marcado un antes y un después en la historia.

¿Pero que son los videojuegos?

En el siguiente articulo te contaremos un poco acerca del que probablemente sea la mayor fuente de entretenimiento en la época moderna y además comentaremos las ventajas y desventajas que conllevan su disfrute.

Antes de entrar en materia hay que decir que los videojuegos son un método de entretenimiento electrónico que se vale de ciertos dispositivos comúnmente denominados “plataformas” para mostrar las imágenes, emitir sonidos, y en algunos casos actuales sumergir al usuario en una experiencia de realidad virtual donde forma parte de historias fantásticas, simulaciones de mundos abiertos, viajes espaciales, deportes extremos y un sinfín de posibilidades fuera de todos los límites del mundo real.

Caracterizados por la inmensa diversidad de géneros los videojuegos se han convertido en una parte fundamental de la cultura popular. Desde los básicos juegos de plataforma hasta los elaborados “RPG” son innumerables los títulos que se estrenan cada año, de la misma forma algunos causan tanto impacto en la sociedad (para bien o para mal) que terminan ganándose un puesto de honor en la mente de todos los gamers.

¿Acaso existe alguien que no reconozca al simpático fontanero de gorro rojo que luchaba por rescatar a la princesa? Mario es apenas un ejemplo claro de la importancia que han conseguido los videojuegos en nuestra cultura.

Lo que anteriormente era un tipo de pasatiempo reservado solo para los más pequeños que acudían a los grandes salones de arcade para gastar sus monedas se ha convertido en una afición mucho más seria e incluso, rentable.

Y es que la tendencia del “gaming” ha avanzado a pasos agigantados en la última década, según un estudio elaborado por la prestigiosa MIT a un grupo de personas a las que observaron durante un periodo de tres años, el 89% de estos individuos dedicaron al menos un promedio de 20 a 30 horas mensualmente a las actividades interactivas.

De la misma manera las personas observadas gastaron un promedio de 1500$ en la compra de consolas, juegos y otros accesorios destinados a ofrecer una mejor experiencia final.

Las grandes empresas dedicadas a la creación y comercialización de videojuegos pueden obtener ganancias netas de miles de millones al año, por lo que no es de extrañar el auge que ha tenido el negocio en la última década, impulsada de forma oportuna por los avances tecnológicos que ocurren casi a diario.

Esta industria ha evolucionado de tal manera que hoy en día han adquirido un estatus similar al de deportes de importancia mundial como el futbol o el beisbol. De hecho, anualmente se celebran alrededor de 300 torneos diferentes para los e-Sports nombre por el que se le conoce a todos los deportes electrónicos.

Estos mega torneos reúnen a miles de jugadores provenientes desde todos los rincones del mundo para competir no solo por el rango de campeón, sino además por premios monetarios muy valiosos. Por ejemplo, el famoso videojuego de rol LEAGUE OF LEGENDS reunió la nada despreciable cantidad de 20.000 asistentes a la gran final de su torneo en el año 2017.

Según cifras de la revista Forbes, un jugador profesional de videojuegos puede ganar alrededor de 300.000 $ al año, según su estatus y el juego al que se dedique, sin embargo no dejan de ser ganancias sumamente llamativas.

Pero al igual que en las profundidades renderizadas de 8-bits, los videojuegos esconden muchos más secretos de los que puedes imaginar… A continuación te diremos cuáles son LOS PROS Y CONTRAS DE LOS VIDEOJUEGOS.

VENTAJAS

Agudiza la destreza visual y los reflejos.

Ayuda a mejorar la concentración en algo y a coordinar mejor entre manos y vista.

Hay juegos que implican actividad física y eso nos ayuda en nuestra salud.

Estimula la memoria y fomenta la curiosidad.

Mejora la toma de decisiones, por la rapidez de toma de decisiones dentro de un juego.

Suele mejorar la felicidad de las personas, ciertos juegos pueden ayudar a mejorar en ciertas personas con depresión.

Otra forma de socializar, ya que hoy en día, gracias al formato online en un videojuego, te obliga a comunicarte con otras personas.

La actividad neuronal del cerebro prácticamente se duplica al ser sometida a los estímulos visuales y auditivos de los videojuegos.

Optimización de la capacidad intelectual, es una realidad que los jugadores asiduos tienden a ver aumentadas ligeramente sus niveles de coeficiente intelectual en gran parte debido a las exigentes pruebas mentales que ofrecen algunos títulos.

Mejora de la función de coordinación a través de los reflejos Mano-Ojo.

Disminución paulatina del estrés en función del tipo de juego.

Incremento de la compresión de lenguajes ajenos al jugador, buena parte de los videojuegos estrenados cada año están programados en idiomas foráneos (principalmente inglés y japonés) y gracias a la exposición continua a las palabras tanto escritas como pronunciadas en dichos juegos se facilita el aprendizaje y compresión de estos idiomas.

Mejoras sustanciales en el pensamiento crítico y la capacidad interpretativa de situaciones que requieren un análisis profundo.

Mayor velocidad para tomar decisiones.

Los videojuegos - Pantalla de un videojuego de la década de los 90

DESVENTAJAS

En algunos de estos videojuegos aparece lenguaje agresivo y violento.

Los equipos adecuados para jugar a videojuegos, suelen ser costosos para conseguir mejores rendimientos.

Pueden generar trastornos del sueño si se le dedica demasiado tiempo diariamente.

Ocasiona el descuido de otras actividades, como en los niños en salir a la calle, o dejar de lado los estudios.

Presentan una imagen desproporcionada de los cuerpos de ambos sexos, en los personajes de los videojuegos.

Incapacidad para fijarse un periodo de tiempo al que dedicar a un videojuego.

Cansancio visual y agotamiento del nervio óptico debido a exposiciones demasiado prolongadas a las pantallas.

Molestia y enajenación ante situaciones inesperadas o desfavorables que puedan presentarse en el transcurso del juego.

Estrés y ansiedad debido a la gran carga emocional que presentan algunos títulos, haciendo especial énfasis en los videojuegos de rol en los que el jugador se sumerge de lleno encarnando a un personaje propio cuyo curso de acción esta dictado por las decisiones que se tomen durante el juego.

Aislamiento e introversión, al pasar demasiado tiempo inmerso en el mundo de los videojuegos una persona puede desarrollar sentimientos de soledad y aversión a las personas que le rodean, sintiéndose más a gusto en el mundo digital.

No saber diferenciar entre la realidad y lo ficticio, han existido casos de jugadores tan inmersos en los mundos de fantasías que han terminado cometiendo actos criminales al no haber podido establecer un límite entre ambos mundos.

Dolencias físicas principalmente en las manos debido a pasar demasiado tiempo manejando los controles.