Categorías
Clima Ecosistema Estaciones Estilo de vida

Pros y contras de VIVIR EN LA MONTAÑA

Para aquellos a quienes les gusta la quietud vivir en la montaña puede ser una gran opción. ¿Quieres saber más acerca de este tema? ¡Aquí te contamos!

Descubre los aspectos positivos y negativos de vivir en la montaña y como afecta esto a tu estabilidad personal.

Vivir en la montaña surge de la necesidad incurable de querer escapar de la vida citadina, buscando tranquilidad, armonía y es especial naturaleza para tu ida.

Vivir en la ciudad puede tener sus encantos, como la cercanía de los servicios necesarios, múltiples formas de entretenimiento y diversión, los servicios médicos necesarios para cualquier emergencia. Pero, en algunas ocasiones te puedes sentir agobiado por las largas horas de trafico que debes recorrer, luego de un agitado día en el trabajo, lo ruidosos y dañinos que pueden ser los vehículos para el ambiente, sin contar con la población excesiva que existe en las ciudades, gracias a algunos de los beneficios que se mencionaron antes. Estas ventajas no suelen ser suficientes para mantenerse en la vida de los suburbios, tomando la decisión de vivir en la montaña en busca de una vida más placentera, comenzando a apreciar más lo brusco de la vida rural.

¿Vivir en la montaña será la solución para mejorar el ajetreo de tu vida en la ciudad?

En las siguientes líneas nos encargamos de analizar y explicar las ventajas y desventajas de vivir en la montaña.

VENTAJAS

Plenitud: Cuando se vive en la montaña se experimenta múltiples emociones nuevas o quizás sentidas esporádicamente a los largo de tu vida citadina. Vivir en la montaña  resulta ser muy beneficioso para tu tranquilidad, paz mental y armonía, el simple aroma de tierra húmeda, luego de una noche lluviosa, resulta espectacular para los amantes de la naturaleza, no escuchar mas, que el sonido de los pájaros por las mañanas y el aire fresco sin duda alguna son situaciones que te brindaran plenitud.

Ambiente: Las montañas poseen condiciones climatologías distintas, a cualquier otra parte en el mundo. Por ello no hay ningún lugar que se le asemeje, ellas brindan un clima frio durante las mañanas y noches, en el intermedio es un espacio fresco que te permite realizar cualquier tipo de actividad al aire  libre, desde escalar riscos hasta nadar en un hermoso lago de las cercanías de tu nuevo hogar.

Agricultura: Si te gusta producir y sembrar tus propios alimentos, el vivir en la montaña es perfecto para ti, tienes mucho espacio para hacerlo, no obstante a que la tierra en la montaña por lo general es más fértil para ejercer actividades de agricultura, permitiendo esto que tus legumbres y verduras sean mucho más sanas (siempre y cuando le des el cuidado apropiado) y de primera mano, esto influye de forma favorable para tu salud física.

Medicina alternativa: Si eres un explorador nato y apasionado por aprender cosas nuevas te fascinara este beneficio, al tanto tiempo rodeado por la naturaleza comienzas a conseguir todo tipo de plantas, unas medicinales y otras muy dañinas, con el suficiente estudio y conocimiento estas plantas podrían llegar a salvar tu vida y  colaborar a no ser esclavo de las compañías farmacéuticas.

VIVIR EN LA MONTAÑA - PAISAJES MONTAÑOSOS

DESVENTAJAS

Insectos: Al vivir en la montaña te encuentras expuesto a sufrir la invasión, de múltiples especies de insectos en tu hogar, que pueden hacer tu estancia bastante incómoda o sufrir enfermedades por alguna picadura de mosquito infectado con un virus, que te puede hacer pasar un mal rato.

Carreteras en mal estado: La montaña es un  lugar que mayormente es utilizada para vacacionar o pasar una temporada, pero muy pocas personas lo toman como un lugar para vivir. Por lo que las carreteras, están en mal estado, mucho, como para conducir por ellas.

Distancia: Una desventaja clara de vivir en la montaña, es la de encontrarse a mucha distancia de las servicios básicos, y el dificultoso que puede ser llegar a ellos desde la montaña y el tiempo que se implementa. Si se presentase una emergencia de vida o muerte sería muy complicado atenderla.

Pocos vecinos: Si te agrada el silencio y la soledad puede que esto represente una ventaja, pero si eres de alma alegre y muy social, vivir en la montaña puede apagar tu espíritu, ya que no hay muchas personas que habiten las montañas y si es así, es probable que no sean muy amistosos, en fin y al cabo también intentaban escapara de lo intranquilo de la vida citadina.

¿Vives en la montaña? ¿Te parece interesante la idea de vivir en la tranquilidad de las montañas? ¿Estás preparado realmente para salir de la ciudad? Si posees alguna anécdota u opinión no dudes en comentar. ¡Nos gusta estar en contacto contigo!

Por Victor Reins

Ghostwriter, escritor aficionado y amante de las letras. Publicista y Mercadologo de corazón. Visionario de nuevas soluciones literarias y entusiasta de todo lo que requiera pensamiento critico. - El día en que paguen por pensar, los políticos dejaran de cobrar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *