Categorías
Estilo de vida Interes Salud

Pros y contras de USAR CORRECTOR DE POSTURA

Los defectos en la columna pueden ser contrarrestados con un corrector de postura ¿quieres saber más acerca de los beneficios que ofrece esta practica?

Usar un corrector de postura trae consigo notables efectos positivos para tu salud, ¿pero que riesgos acarrea el uso de este objeto?

El corrector de postura es un complemento para solucionar tanto los problemas del presente como los del futuro, ya que ayuda a mantenerse erguido correctamente. Si has intentado corregir el problema por tu cuenta, notarás como la costumbre de años te lo impide naturalmente. Por esta razón, la desalineación existente en la columna debe tratarse con un experto. Este se encargará de determinar si es originada por alguna enfermedad, traumatismo grave o problema físico. Generalmente los pacientes llegan a la consulta por dolores, productos de sus malos hábitos durante las actividades diarias. Entre las causas más comunes está sentarse mal frente al ordenador, poca actividad deportiva o sobrepeso.

El objetivo del tratamiento también es evitar el debilitamiento muscular y contracturas que aquejan a los pacientes, apoyándose a la vez en medidas correctivas adecuadas del encorvamiento en la columna.

Descubre en el siguiente artículo los aspectos positivos y negativos de usar corrector de postura.

VENTAJAS

Diseño favorecedor. Este producto corresponde a un tratamiento médico específicamente diseñado para personas que requieren corregir su postura. Ya sea por fracturas, cirugías, deformaciones o lesiones, promueve la buena postura dorsal. Al comenzar a usarlo, de 2 a 3 horas continúas, se crea el hábito, que es lo que verdaderamente se requiere.

Método preventivo. Se pueden prevenir los problemas de espalda con prácticos ejercicios de movilidad y estiramiento para relajar y corregir la postura. Aunque siempre sean recomendados por un fisioterapeuta, personalmente puedes acudir a tu medico de confianza y preguntar si en tu caso sería necesario usar corrector. Sobre todo si trabajas desde el computador, en una oficina o llevas una vida sedentaria. Es una prenda sencilla diseñada para que la espalda, hombros y cuello, ejerzan una tracción leve respetando las curvas de la columna vertebral.

Reduce dolores de espalda y de hombros. Las molestias físicas que sufren los pacientes afectan su día a día, siendo necesario tomarse un tiempo para descansar entre la rutina. La intensidad del dolor depende en gran medida del esfuerzo que realizan, por ejemplo con las mochilas. Si utilizan corrector y cambian su estilo de vida, notan el cambio pues las dolencias disminuyen. A su vez, la posibilidad de que se mayor inclinación en la curvatura de la columna.

Variedad. Por un lado, tenemos las espaldilleras que consisten en un cruce de cómodas bandas elásticas. Las mismas rodean los hombros y se abrochan en el abdomen con la opción de encontrarlas como bandas independientes y de tejido elástico algodonado. Por otro, camisetas posturales que han sido aprobadas como un producto sanitario por la Unión Europea. La certificación corresponde a camisa de poliéster y spandex, con diseño anatómico. De igual modo,  incorpora unas bandas para activar la musculatura de la espalda. Gracias a los distintos diseños, pueden ser indicadas a cualquier edad y condición de salud.

CORRECTOR DE POSTURA - BENEFICIOS DE USAR UN CORRECTOR DE POSTURA

DESVENTAJAS

Puede ser incómodo los primeros días. Según sea la recomendación del especialista, el paciente puede elegir entre los modelos mencionados. Sin embargo, los diseños tradicionales, tienen el inconveniente de que son incomodos los primeros días. Los pliegues del material, las costuras y el broche, son los detalles que también se marcan sobre la ropa, y que algunas personas les disgusta.

Meses de uso. Para que el corrector haga efecto tiene que pasar bastante tiempo. Como se dijo, son años de mala costumbre que no se revierten en un par de semanas. Acostumbrarse a sentarse de modo distinto, incluso de dormir, es bastante tedioso.

Enrojecimiento. Si aprietas demasiado los broches de las bandas podría empeorar la circulación sanguínea. Además de la marca e irritación que provocaría. Para evitarlo es importante optar por un modelo que se adapte a las proporciones de tu cuerpo sin necesidad de estirar tanto las bandas.

No es una terapia. Es importante señalar que el uso de un corrector no es garantía de resolver el problema de facturas o lesiones. No es un sustituto de otros tratamientos terapéuticos, simplemente una herramienta adicional recomendada en un control médico. Debe ser usado cuando las actividades diarias así lo requieren, o bien como un complemento para tratar una situación crónica.

¿Sufres de dolores en la espalda y hombros? ¿Has acudido al médico por una molestia para mantenerte erguido? ¿Sabías la utilidad de los correctores de postura? ¿Has usado alguno? Te invitamos a compartir tu opinión acerca del tema en la caja de comentarios ¡Interactúa!

Por Victor Reins

Ghostwriter, escritor aficionado y amante de las letras. Publicista y Mercadologo de corazón. Visionario de nuevas soluciones literarias y entusiasta de todo lo que requiera pensamiento critico. - El día en que paguen por pensar, los políticos dejaran de cobrar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *